Crack the Code: Niños y niñas pueden iniciarse en el mundo de la programación desde los 5 años

· Pequeños pueden pasar de ser simples consumidores a convertirse en creadores de tecnología.

· Escuela de programación y tecnología Crack The Code con alumnos de 21 países fue cofinanciada por ProInnóvate a través del Concurso StartUp Perú.

mini creador 1

 

Desde los cinco años, los niños y niñas pueden iniciarse en el aprendizaje del lenguaje de programación, lo que les permitirá adquirir habilidades tecnológicas y, además, favorecerá su desarrollo cognitivo en la resolución de problemas de manera creativa, fácil y eficiente.

De acuerdo con María del Mar Vélez, cofundador y CEO de Crack the Code (Descifra el código en inglés), escuela de programación y tecnología para niños y adolescentes, el aprendizaje de este lenguaje a temprana edad favorece su desarrollo académico y personal y pasan de ser simples consumidores a convertirse en creadores de tecnología.

“Los niños pueden empezar a desarrollar ciertas habilidades desde los cuatro años y, para ellos, lo que recomendamos es la programación tangible: robots, legos especiales. Y en Crack the Code, empezamos a enseñar desde los cinco años, con plataformas especializadas para cada grupo de edad, y poco a poco, sin darse cuenta, empiezan a aprender este lenguaje y, más adelante, se les hace todo más fácil, como un idioma”, explicó.

Vélez agrega: “Una de las aristas más importantes es cómo resolver problemas de maneras creativas y diferentes para que, en cualquier ámbito en el que se encuentren, no solo la ingeniería y la programación, puedan pensar ¿cómo puedo hacer esto?, desagregar ese problema, deconstruirlo y atacarlo de una manera más fácil y eficiente. Con la programación, los niños empiezan a desarrollar una manera de pensar, de resolver y atacar un problema completamente diferente”.

Crack the Code es una escuela peruana de ciencias de la computación para niñas, niños y adolescentes que busca, principalmente, que esta población adquiera estos conocimientos de manera sencilla y muy divertida. Para el desarrollo de la escuela y el logro de sus objetivos, Crack the Code recibió el cofinanciamiento del programa ProInnóvate del Ministerio de la Producción, a través del concurso Startup Perú.

“El apoyo de Innóvate Perú (hoy ProInnóvate) ha sido importantísimo. Hemos podido invertir en desarrollo, investigación y capital humano, que conozca y domine estos temas. Gracias a este cofinanciamiento, la escuela ha duplicado sus ingresos año a año y, actualmente, tenemos estudiantes de 21 países”, cuenta María del Carmen Vélez, fundadora de la escuela.

Son cuatro rutas de aprendizaje que Crack the Code propone en el dictado de sus talleres: Pequeños programadores (de 5 a 7 años), Desarrollador de videojuegos (8 años a más), Diseño y Creatividad (8 años a más) y Súper Programador (9 años a más).

Los estudiantes de Crack the code son niños a partir de los 5 años, hasta estudiantes de 5to de secundaria, quienes participan en sesiones semanales virtuales del uso de códigos de programación, diseño robótico y electrónica. Las clases están diseñadas de acuerdo con las características e intereses de cada grupo estudiantil.

Más niñas en tecnología

Desde que Crack The Code inició sus actividades en el 2018, ha contado con niñas entre sus estudiantes. Aproximadamente, el 26% de alumnos eran niñas, el 74 % eran varones Actualmente, la presencia de niñas en los cursos de programación va en aumento y alcanza el 37%.

Gracias a la interacción de estos grupos de niñas, la escuela ha identificado que la edad clave para inculcarle el lenguaje de programación es entre los 9 y 11 años, porque durante ese periodo ellas están empezando a crear su identidad. “Las niñas tienen que considerar la tecnología como una alternativa para ellas”, subraya.

Toda la información de Crack the Code puede encontrarse en su página web www.crackthecode.la y en sus redes sociales.

Lima, 13 de agosto de 2021