Investigación promueve el uso de bacterias probióticas para favorecer producción de conchas de abanico

Programa Innóvate Perú cofinanció más del 60% del estudio, a través del instrumento de Repatriación de Investigadores.

conchasdeabanico produce

Lima, 16 de abril de 2018.- Uno de los recursos marinos de mayor valor comercial en el Perú es la concha de abanico, pero la sobreexplotación y depredación de este molusco proveniente de bancos naturales podría generar graves problemas de sostenibilidad en el futuro.

Así lo sostuvo el investigador de la Universidad Científica del Sur, Dr. Wilbert Serrano Huiñocana, quien ha desarrollado un estudio sobre los microorganismos asociados a la concha de abanico —presentes en el tracto digestivo de este molusco— y la importancia de su uso como agentes probióticos para asegurar la supervivencia de las larvas en sus diversas etapas de desarrollo en cultivos realizados en ambientes controlados (Hatchery).

Este trabajo científico ha sido cofinanciado y asesorado técnicamente por el Programa Innóvate Perú del Ministerio de la Producción, a través del instrumento de Repatriación de Investigadores

 CULTIVO Y BACTERIAS PROBIÓTICAS

El Dr. Wilbert Serrano explicó que el cultivo de conchas de abanico en ambientes controlados puede contribuir a obtener semillas de forma sostenida, reemplazando así a las capturadas de ambientes naturales, lo cual evitará su depredación. 

Indicó que estos invertebrados marinos, en su etapa de desarrollo larval, se pueden ver afectados por diversos patógenos que causan enfermedades de alta mortalidad en estos moluscos producidos en ambientes controlados. Y para contrarrestarlas, actualmente se utilizan antibióticos que pueden generar efectos colaterales como resistencia bacteriana.

Para ello, el especialista planteó el uso de bacterias benéficas presentes en el tracto digestivo de las conchas de abanico como agentes probióticos para mejorar el balance microbiano de su flora intestinal.

“Estos microorganismos probióticos pueden también tener la capacidad de mejorar el sistema inmune y actuar de forma resistente contra bacterias patógenas en el tracto digestivo del molusco”, precisó.

Adelantó que los resultados de esta investigación permitirán en un futuro elaborar formulaciones comerciales de bacterias probióticas específicas para contribuir a mejorar la recolección larvas de conchas de abanico en los hatcheries para posterior cultivo.

La recolección de los moluscos se realizó en la Bahía Independencia, Paracas, y la Bahía de Sechura, Piura, donde se encuentran los principales bancos naturales de este recurso y las pruebas para el bioensayo en la empresa Agromar, en la Bahía de los Órganos, Piura.